La actividad física es indispensable en el desarrollo y bienestar de cada persona. Los innumerables beneficios de hacer ejercicio no se encuentran en ninguna otra actividad. Independientemente de cual sea tu edad, la actividad física te va ayudar a llevar una vida más saludable y feliz, y será parte fundamental en tu realización personal. Aquí destacamos algunos de los beneficios más importantes del ejercicio:

  1. Mente sana: el ejercicio es un gran conocedor de la mente. El ejercicio te ayuda a ejercitar, disciplinar y relajar la mente.
  2. Conocer tu cuerpo: el cuerpo ha sido nuestro compañero durante toda la vida y guarda una gran cantidad de información sobre nosotros. Aprender a conocerlo y escucharlo, puede ayudarte muchísimo a llevar una vida más sana.
  3. Vitalidad: el ejercicio te da movimiento, y el movimiento mejora tu estado anímico. Te vas a sentir con mayor entusiasmo y vas a encontrar la fuerza que necesitas para seguir adelante con todos tus proyectos de vida.
  4. Mejora la calidad del sueño: para dormir bien es necesario que tu cuerpo haya gastado la energía necesaria, y el ejercicio te va a ayudar mucho en eso. Además, al tener tu mente más tranquila será más fácil conciliar el sueño y dormir plácidamente.
  5. Mejora la autoestima: el ejercicio te ayuda a sentirte bien contigo mismo. Te demuestra lo que eres capaz de hacer cuando te lo propones. También lograrás mantener tu peso adecuado y encontrarás la figura con la que te vas a sentir más seguro y a gusto, además de sentirte más saludable. También sentirás mayor liviandad y energía en tu cuerpo.
  6. Mayor equilibrio: la salud física es clave en el equilibrio que debes encontrar en tu vida. No podrás encontrar un equilibrio total si tu cuerpo no está sano y en movimiento. Recuerda que parte de la felicidad es lograr una vida equilibrada
  7. Mejorar las relaciones: cuando tus relaciones no funcionan, muchas veces es porque estás invirtiendo tu energía en actividades que no son sanas y no están nutriendo tu vida. Por ende, esa energía puede estar reprimida y seguramente la utilizarás en peleas, conflictos, disgustos etc. Cuando tu energía está bien dirigida y enfocada, todo tu entorno se ve beneficiado.
  8. Alcanzar metas: el deporte es un excelente aliado en tu formación y educación. El deporte te enseña a ponerte retos, a cumplir tus objetivos y persistir hasta alcanzarlos. Y lo más importante, a disfrutar. Cuando disfrutas lo que haces, las metas y los resultados se cumplen por sí solos. Si aprendes a alcanzar tus metas en el deporte, sabrás cómo hacerlo en las demás áreas de tu vida.
  9. Sacarnos de la rutina: cuando sales de la rutina, el estrés se reduce y tus preocupaciones y angustias disminuyen. El ejercicio te saca de la monotonía, y poco a poco le irás encontrando mayor sentido a tu vida.
  10. Mayor productividad: el ejercicio aumenta tu energía, por lo tanto aumenta tu productividad. Te vas a sentir más activo. Tu positivismo también se incrementará, tus ideas fluirán y estarás más dispuesto a ejecutar.
  11. Combatir la pereza: el ejercicio te enseña a ser disciplinado, y ese es el mayor antídoto contra la pereza. Cuando estás en constante movimiento, la pereza se empieza a cansar y sentirás cómo tu energía empezará a impulsarte.